miércoles, 27 de abril de 2016

Elimina definitivamente las infecciones causadas por hongo de los pies: sumérgelos en…

La infección por hongos en las uñas, o la onicomicosis, es la alteración de las uñas más común y es responsable de alrededor del 50 por ciento de todas las infecciones de las uñas. Pero ¿qué ocasiona los hongos en las uñas?

Como su nombre indica, la enfermedad está causada por hongos – diminutos organismos parásitos que no son ni una planta ni un animal. Los hongos prosperan en ambientes húmedos y cálidos, y se alimentan de la queratina, que es la proteína principal de las uñas, el cabello y la piel. Los hongos en las uñas son una causa de sobreproducción de queratina en las uñas, haciendo que sean más gruesas y que se separen de su lecho.

Si notas que tienes la infección, debes permanecer tranquilo ya que existen remedios naturales muy efectivos. Lo único que necesitas es sumergir los pies en alguna de las siguientes preparaciones:

El yogurt es una de las mejores curas para las infecciones por hongos que se generan en los dedos y uñas de los pies. El yogurt básicamente es una bacteria viva, posee microorganismos amistosos que ayudan a destruir las infecciones. Puedes sumergir los pies o sencillamente frotar los pies con yogurt y no tocar hasta que seque. Al final debes enjuagar con agua fría.

Si vas a utilizar zapatos cerrados, podrías eliminar potenciales bacterias utilizando una mezcla de tres partes de bicarbonato de sodio por una parte de agua fría. Aplica con regularidad. Debes dejar que seque al aire libre.


También puedes mezclar peróxido de hidrógeno con agua y sumergir los pies en esa solución. Esto elimina cualquier infección por hongos y previene que se expanda. Es el líquido perfecto para destruir hongos y bacterias. Solamente agrega 100 ml de peróxido de hidrógeno al 3% en un litro de agua destilada. Los pies deben permanecer sumergidos durante 20 minutos.



El almidón de maíz es otro ingrediente perfecto para elaborar remedios contra hongos y bacterias, gracias a su capacidad para absorber la humedad. Agrega media cucharada de almidón a un poco de agua agua y calienta en el horno a unos 105°C hasta que la preparación adopte un color oscuro. Lava tus pies, sécalos y aplica la mezcla en las zonas afectadas. Deja actuar durante 1 minuto y enjuaga con agua tibia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario