viernes, 1 de julio de 2016

Saca brillo a tus dientes, deshazte del mal aliento, el sarro y la placa con esta pasta dental casera.

Después de pasar mucho tiempo sin visitar al odontólogo, fumar durante muchos años, beber té, café o tomar demasiadas bebidas oscuras, es posible que tengas los dientes amarillentos, lo cual provoca un aspecto poco atractivo y hace que no tengas demasiadas ganas de sonreír.

¡Aunque es bien sabido que el cuidado dental apropiado consiste en usar el hilo dental
, lavar la boca y el cepillado, lo que no es tan conocido son los increíbles beneficios de lavarse la boca con el aceite de coco!

Conocido sobre todo como “el aceite empujador”, lavar la boca con una cucharada de aceite saca y elimina las bacterias dañinas que pudren los dientes y causan mal aliento.

Aunque parezca mentira este remedio natural tiene ya más de 3
mil años de ser útil de generación en generación.

Además de librarnos de bacterias dañinas, el aceite de coco también puede ayudar a tener blancos los dientes.


Los efectos de utilizar esta receta de pasta de dientes a base de Aceite de Coco son la prevención de la caries de manera natural, la eliminación del mal aliento y la reducción del riesgo de dientes picados y gingivitis. Todos estos efectos son fruto del poder antimicrobiano del Aceite de Coco. Hay que tener en cuenta que en algunos sitios venden Aceite de Coco para “uso cosmético”, lo que significa, básicamente, que lo han rebajado con algún producto químico y por tanto no es apto para su consumo. 

Nosotros, desde esta web, sólo recomendamos utilizar Aceite de Coco Virgen, y en concreto nos gusta la marca Coconoil porque tiene una amplia variedad, está certificado y se vende a un precio muy razonable, por debajo del resto de marcas del mercado, incluso proviniendo de agricultura ecológica y cosechas sostenibles.


La fabricación de la pasta de dientes casera con Aceite de Coco es muy sencilla.

Estas son las instrucciones:

  • Derretir un par de cucharadas de Aceite de Coco Virgen (unos 30 gramos) en un cuenco
  • Añadir 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (unos 45 gramos).
  • Mezclar con un tenedor hasta que la mezcla se convierta en una pasta similar a los dentífricos comerciales.
Siguiendo estos tres sencillos pasos, habremos conseguido una pasta de dientes casera que, además de aportar los beneficios del Aceite de Coco, será blanqueante gracias al bicarbonato de sodio. Puedes usarla con regularidad como si fuera una pasta de dientes comercial sin ningún efecto secundario. Esperamos que esta receta resulta efectiva para ti, y así ahorrar en ir al dentista por lo menos un par de veces.
TIENES QUE VER ESTE VIDEO

No hay comentarios:

Publicar un comentario