sábado, 13 de agosto de 2016

¡La forma más ingeniosa de separar la clara de la yema! No más líos en la cocina.

Estás a punto de ver algo realmente Fantástico. A veces resulta algo difícil separar la clara de la yema: Se rompe la yema o se te cae, te ensucias los dedos…

En fin. Hemos encontrado la manera perfecta para solucionar este problema. Aparte de ser muy cool, también es mucho más rápida.

Para la realización de este sencillo truco tan solo necesitamos huevos, dos platos hondos y una botella de plástico pequeña, de unos 500 ml. aproximadamente. 


En pocos segundos tendremos separadas fácilmente las claras de las yemas.

Como se puede observar, en primer lugar tenemos que abrir el huevo
y verterlo sobre uno de los platos. 

Acto seguido cogemos la botella de plástico y apretamos ligeramente por los lados, para que expulse el aire y pierda un poco su forma inicial. 


Acercamos la botella a la yema y quitamos la presión de los dedos y… ¡voilá! la botella absorbe rápidamente la yema y la mete dentro.

Este truco se puede hacer con tantos huevos como queramos


NO DEJES DE VER EL VIDEO 

Loading...

No hay comentarios:

Publicar un comentario