viernes, 2 de septiembre de 2016

Médicos aconsejan: Guardar los dientes de leche de tus hijos podría salvarles la vida en el futuro.

¿Alguna vez has jugado al “hada de los dientes” con tus hijos?
Ya sabes lo que quiero decir, aquel en el que se oculta un diente de leche que acaban de perder debajo de la almohada para que una pequeña hada maravillosa puede deslizarse por la noche y reemplazarlo con algo de dinero?

Tan agradable como es, es bastante breve. Tu niño recibe un dólar o dos, lo invierte en un juguete que es más o menos el final del mismo.

En 2003, los científicos del Instituto Nacional de Odontología y de Investigación Craneofacial descubrieron que los dientes de leche son importantes células madre. En pocas palabras, las células madre tienen la posibilidad de convertirse en casi cualquier tipo de célula imaginable.

Las células madre tienen la capacidad de renovarse en diferentes tipos de células que pueden usarse en diversos tratamientos de enfermedades.

Así que si un paciente necesita que alguno de sus tejidos sea remplazado, las células madre presentes en sus dientes de leche podrán ser usadas con este fin.

Si te gusta el contenido e información de adelgazar y salud únete a este grupo "Adelgaza y Vive Saludablemente" puedes buscarlo así y unirte para mas contenido y dinámicas.

De manera que un diente podría salvar la vida de quien solía tenerlo en su boca.

El diente debe ser almacenado de forma adecuada, tan pronto como sea posible.
En el mundo ya existen bancos especializados en la preservación de dientes de leche, para conservar las células madre.


Allí son guardados en una cámara de criopreservación con nitrógeno líquido. Cuando quiera que se necesiten las células, allí estarán disponibles.

MIRA ESTE VIDEO 

No hay comentarios:

Publicar un comentario