martes, 29 de marzo de 2016

Blanquea tus dientes de forma natural en solo dos días con este delicioso remedio.

Hoy en día muchas personas desean con ansias tener sus dientes blancos y dar esa sonrisa que tanto quisieran; pero por lo general sus dientes suelen mancharse o quizás simplemente no tienen el color blanco que tanto anhelan.

Esta situación con respecto a la blancura de nuestros dientes, suele tener varias razones dependiendo las costumbres de cada persona:

Por lo tanto, para que nuestros dientes permanezcan lo más blanco e higiénico posible, y por consiguiente no se manchen; debemos cepillarlos por lo menos tres a dos veces al día; esto sería después de cada comida y por supuesto siempre tener a nuestro alcance nuestro hilo dental para dejar la menor cantidad de residuos posibles en nuestra boca.

Entonces es aquí donde surgen todavía la incógnita, de cuáles son las causas de que nuestros dientes se manchen y no estén tan blancos como quisiéramos?

¿Cuáles son las causas más frecuentes de que se manchen nuestros dientes?

Tomas café a diario: Con el creciente consumo y promoción del café, más y más personas están consumiendo el café de manera compulsiva, sin darse cuenta de que el café tiende a darle color oscuro a sus dientes. Por lo tanto si tomas café a diario trata de cepillar tus dientes 15 minutos después de habértelo tomado. Así ayudas un poco a que no se oscurezcan tantos tus dientes.

El cigarrillo: es otro condicionante al oscurecimiento de los dientes y es muy consumido a nivel mundial por millones de personas. Por lo tanto evita su consumo y de paso no solo le darás vida a tus dientes, sino también a tu cuerpo.

Mala Higiene bucal: Esto se debe a la acumulación en exceso de sarro en los dientes por falta del cepillado adecuado. Esto se refiere a las cantidades de veces al día y los minutos necesarios para remover la mayor cantidad de sarro. Por lo tanto dedica tiempo a tus dientes y a tu salud bucal.
Receta casera para blanquear tus dientes

Ingredientes:
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio.
  • 4 o 5 cuantas fresas bien rojas.
  • 1 envase de plástico y un tenedor o cubierto.
¿Cómo lo vamos a preparar?
Tomamos nuestro envase y echamos las fresas en él, luego con el tenedor o cubierto machacamos las fresas y a continuación agregamos una cucharadita de bicarbonato de sodio y lo mesclamos bien.

¿Cómo y cuándo vamos a utilizar nuestro remedio?
Lo que haremos será todas las mañanas antes de cepillarnos con nuestra pasta como solemos hacerlo regularmente; en vez tomaremos nuestra pasta cacera y nos cepillamos con ella primero, la dejamos actuar por 10 minutos; luego la retiramos con varios enjagües y procedemos a cepillarnos con nuestra pasta habitual. Los resultados de hacer este procedimiento se estarán notando desde el segundo o tercer día de su implementación.

Así que no esperes más y empieza a utilizar esta fabulosa receta cacera
y obtén esos dientes que tanto quieres sin la necesidad de costosos procedimientos y que de paso hacen mucho daño a tus dientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario