lunes, 25 de abril de 2016

Luego de esto vas a querer dormir con esto en tus oídos cada día.

Todos hemos comido un diente de ajo, de una u otra forma. Pero nunca haz pensado en todos los beneficios y usos del mismo. Cuando veas esto te sorprenderás.

Como es bien es sabido, el ajo tiene muchas características antibióticas, las cuales son maravillosas, pueden se utilizadas para diversos fines. Usted puede comerlo crudo, o envuelto en un pedazo de pan, para luego tragar, y de esa forma evitar el fuerte olor en su boca.

El ajo suaviza las secreciones que se acumulan en el oído y por lo tanto limpia el oído,
reducción de la inflamación en el mismo tiempo.
El ajo se puede utilizar con el fin de reducir la inflamación dolorosa de la oreja. Para ello, sólo hay que poner un diente de ajo en el oído, pero asegúrese de que quede en la superficie, es decir, no debe entrar a su oído, luego puede ir a dormir y dejarlo toda la noche. Al día siguiente, en la mañana, el dolor habrá desaparecido por completo.


Sin embargo, le recomendamos que antes de emprender este remedio, primero que debe hacer es consultar a su otorrinolaringólogo u otro médico. Es importante, no probar este método en los niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario