domingo, 17 de abril de 2016

Será cierto cocinar la carne con cerveza reduce el riesgo cancer.

La noticia que os traemos hoy pone de manifiesto, una vez más, los importantes beneficios que la cerveza tiene para nuestro organismo. A sus incontables propiedades ahora hay que sumarle una más, y es que investigadores de la Universidad de Oporto, en Portugal, han publicado un estudio que hará felices a quienes defienden que el consumo de cerveza aporta grandes beneficios.

La principal conclusión de dicho estudio es que cocinar la carne con cerveza reduce el riesgo de padecer cáncer.

SERÁ CIERTO? COCINAR LA CARNE CON CERVEZA REDUCE EL RIESGO DE CÁNCER

Según los investigadores, si marinamos la carne antes de cocinarla en la barbacoa reducimos la formación de peligrosos compuestos que nos pueden provocar cáncer. Según (OMS) cuando se cocina carne se producen sustancias que reciben el nombre de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP).

Dichas sustancias se encuentran en compuestos como el petróleo, el carbón y el alquitrán, y varios estudios han demostrado la capacidad que tienen para provocar diversos tipos de cáncer, ya que cuando entran en el organismo son capaces de causar daños en el ADN de nuestras células. Pero si marina carne en cerveza la formación de HAP se detiene, ya que la cerveza contiene gran cantidad de radicales libres.

Los altos niveles de HAP están también presentes en el humo de los cigarros y el que liberan los tubos de escape de los automóviles. En animales de laboratorio se ha podido constatar que provocan cáncer. Otros estudios han demostrado la estrecha relación existente entre el consumo de carne a la parrilla y el desarrollo de cáncer de colon.


/div> Para poder llegar a la conclusión de que la cerveza reduce la incidencia de cáncer asociada al consumo de carne, los investigadores realizaron experimentos que consistieron en marinar lomo de cerdo durante cuatro horas en tres tipos de cerveza; sin alcohol, con alcohol de baja fermentación y cerveza negra.

 Los resultados fueron totalmente asombrosos; al comparar la concentración de hidrocarburos de la carne marinada con la que no había sido sometida a esta acción, se vio que en el caso de la cerveza negra las moléculas cancerígenas se habían reducido en un 53% con respecto a la carne sin cerveza, la cerveza de baja fermentación produjo una reducción del 13% y en el caso de la negra se observó que las moléculas cancerígenas habían disminuido en un 25%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario