miércoles, 8 de marzo de 2017

¡Salva la vida de alguien que sufra un ataque o derrame cerebral con este truco!

Los ataques o derrames cerebrales ocupan el tercer lugar entre las principales causas de muerte en el mundo y son una de las principales causas de invalidez grave y prolongada en los adultos.

Cuando alguien está pasando por un derrame cerebral, las venas capilares en el cerebro van gradualmente rompiéndose. Se requiere reposo y de emergencia de primeros auxilios. ¡Estos consejos te ayudarán a salvar la vida alguien!

Estate calmado. Independientemente de que la víctima no se esté moviendo, no lo debes mover ya que, si lo haces, ¡los capilares se revientan y puede causar sangrado en el cerebro!

Si tienes una jeringa, que sería lo mejor; de lo contrario la aguja normal para coser va a estar bien.

Sostén la aguja, utiliza el fuego de un encendedor o una vela para esterilizar y luego utilízala para pinchar la parte superior de los 10 dedos.

No una específica acupuntura es necesaria; sólo debes utilizar unos pocos de milímetros de la aguja.
Realiza esto de manera que la sangre pueda fluir.

Si la sangre no comienza a fluir, aprieta y comienza a exprimir hasta que la sangre comience a fluir.
Cuando los 10 dedos comiencen a sangrar, ¡espera unos minutos  se verá que la víctima estará de regreso a la vida!

Si la boca de la víctima se distorsiona, masajear sus oídos hasta que se vuelven de color rojo – que la sangre pueda llegar a ellos.

Entonces pinchar con la aguja en cada oreja en la parte blanda, y dejar caer dos gotas de sangre de cada oído. Unos minutos más tarde, su boca no estará distorsionada.



Espera hasta que la víctima este en un estado normal sin síntomas inusuales y luego llévala al hospital.

Este método de derramamiento de sangre para salvar vida es un método de la medicina tradicional china, y su aplicación práctica es 100% efectiva y si puede salvar la vida de otra persona que esté pasando por un derrame cerebral.

Estas semillas dejarían sin trabajo a muchos doctore, destruye hasta la enfermedad más mortífera. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario